Un dibujo más

3min 2
Nº1986 - al de Septiembre de 2018
por Rodolfo M. Fattoruso

De creerle a Diógenes Laercio, a quien por falta de otras fuentes acerca de la vida de los filósofos le prestamos apresuradamente nuestra fe, cierta noche se le apareció a Pitágoras el dios Hermes y le informó que Zeus lo había enviado con el propósito de hacerle el obsequio que mayor felicidad le diera al sabio; le dijo que podía elegir a sus aires entre los bienes del cielo y de la tierra y Zeus se lo habría de conceder. Dice Laercio que la respuesta del filósofo fue reclamarle a los dioses “memoria, memoria vivo y memoria muerto; memoria siempre”.

Continúa leyendo, forma parte de nuestra comunidad.