Universidad del la República. Foto: Ricardo Antúnez / adhocFOTOS

La Facultad de Ciencias resolvió que el profesor esté acompañado por otro colega en las instancias con estudiantes; también adoptará medidas para “mejorar las formas de relacionamiento interno” y preparará un protocolo de acción ante el acoso

La Universidad de la República inició investigación sobre denuncias de acoso sexual contra docente grado 5

5min 2
Nº2036 - al de Septiembre de 2019
escribe Victoria Fernández

El Consejo de la Facultad de Ciencias resolvió en una sesión extraordinaria realizada el martes 3 dar un plazo de 15 días a la Comisión Central de Prevención y Actuación ante el Acoso y la Discriminación (CPAAD) para que se pronuncie sobre las denuncias por acoso sexual presentadas contra el docente grado 5 de Matemática Martín Sambarino. Si vencido el plazo no recibió respuesta de la comisión, el consejo volverá a reunirse para evaluar qué medidas adoptar. Mientras tanto, “a efectos de dar garantías a los involucrados”, el docente deberá estar acompañado por otro profesor “durante las instancias académicas que impliquen vínculos con estudiantes de grado de la facultad”, dispuso el consejo, de acuerdo a la resolución a la que accedió Búsqueda y que fue informada el miércoles 4 por el programa En Perspectiva.

Por otra parte, los consejeros encomendaron a la decana de Ciencias, Mónica Marín, que se asesore con otros organismos para hacer una evaluación del ambiente laboral en la facultad y definir “medidas que apunten a mejorar las formas de relacionamiento interno entre docentes, estudiantes y funcionarios de la facultad”. Los insumos serán trasladados a la Comisión de Equidad y Género de la facultad para la redacción de un protocolo de acción ante el acoso.

Por su parte, el Centro de Estudiantes de la facultad de Ciencias convocó el jueves 5 a un “paro activo” contra el acoso en el centro de estudios, que incluirá la pintada de carteles, pancartas, el reparto de volantes y la reunión en asamblea para “definir una postura” sobre el tema.

En su edición del jueves 29 Búsqueda informó sobre las denuncias de varias matemáticas que describieron prácticas inadecuadas de parte de docentes con estudiantes y que son naturalizadas por el ambiente académico, lo que permite que ocurran de forma “sistemática” situaciones de abuso de poder y acoso sexual que afectan especialmente a estudiantes e investigadoras jóvenes.

Las denuncias apuntaron también contra el grado 5 Sambarino, a quien una matemática acusó de acoso sexual y una segunda académica le atribuyó un comportamiento sexual inapropiado hacia las alumnas. Las mujeres cuestionaron también la falta de respuestas institucionales ante las denuncias, que fueron presentadas en distintos ámbitos a escala local e internacional, entre ellos la CPAAD (Búsqueda Nº 2.035).

El lunes 2, Sambarino envió una carta al Consejo de la Facultad de Ciencias en la que comunicó que la CPAAD lo había notificado formalmente de las denuncias y solicitó licencia en la Directiva del Centro de Matemática y la Comisión de Dedicación Total mientras dure el proceso. El docente, que había declarado a Búsqueda que no estaba al tanto de las denuncias en su contra, indicó en la carta que fue informado por la CPAAD del inicio de una investigación el mismo día de la publicación de la nota.

También ese día la comisión contactó —por primera vez— a la doctora en Matemática Adriana Da Luz, que el 10 de junio había presentado una denuncia formal contra Sambarino. Además, el domingo 1º la comisión se puso en contacto con otra matemática que denunció al docente ante el rector de la Universidad de la República (Udelar), Rodrigo Arim. Su caso también se narró en la nota de Búsqueda, aunque sin revelar su identidad, debido a que la denunciante pidió mantenerla en reserva.

La coordinadora de la CPAAD, Silvia Franco, no precisó si hay bajo investigación más denuncias vinculadas al docente, aunque confirmó a Búsqueda que esta semana habían iniciado el proceso formal.

Respuestas inmediatas

Consultada respecto a la demora en contactar a las denunciantes, Franco sostuvo que recién esta semana el equipo técnico que asesora a la comisión —y que fue creado el 1º de junio— incorporó a dos personas a tiempo completo. “Hasta el 31 de agosto teníamos cuatro técnicos y 40 horas semanales entre todos, lo que equivale a una sola persona” dedicada al tema, explicó. “La comisión no tenía los recursos necesarios”, afirmó.

Además, recién en estos días el equipo fue provisto de los instrumentos mínimos necesarios para trabajar, añadió, como teléfonos celulares, computadoras, un espacio físico —provisorio— y un correo electrónico institucional. “Parecen cosas menores, pero la delicadeza de los casos requiere un cuidado técnico y administrativo, y no podíamos usar nuestros propios medios de comunicación”, explicó.

La necesidad de fortalecer la CPAAD era una viejo reclamo de sus integrantes. En marzo, la representante de la comisión, Anahir Viera, expuso con “angustia y frustración” ante el Consejo Directivo Central (CDC) de la Udelar la “grave situación” de esa oficina. El informe que presentó ante las autoridades hablaba de la falta de presupuesto, de equipos técnicos y hasta de lugar físico para analizar el “elevado y creciente volumen de denuncias”. Hasta fines de 2018 se habían registrado 116 (Búsqueda Nº 2.013).

Posteriormente, el CDC decidió revisar todo el funcionamiento de la CPAAD y dotarla de apoyo técnico. Según Franco, la situación mejoró gracias a que “las nuevas autoridades de la Udelar se muestran sensibles con este tema”.

El mes pasado se aprobó un nuevo protocolo que habilita que las denuncias puedan presentarse directamente al equipo técnico, para preservar la identidad de los involucrados. Es que la comisión es un órgano colegiado con representantes de los distintos órdenes de la Udelar, lo cual dificulta que se garantice la confidencialidad.

En la comunidad matemática no es en el único lugar donde se denunciaron problemas. A fines de 2017 Búsqueda informó que cuatro profesores de Bellas Artes habían sido sumariados por “acoso sexual” a las estudiantes, comentarios “machistas”, respuestas “agresivas”, “fuera de lugar” y “con doble sentido”, y consumo de alcohol en el centro de estudios En junio Búsqueda informó que un profesor grado 5 de Odontología fue recontratado por la facultad tras renunciar por una denuncia de acoso sexual a una pasante.

Franco añadió que se trata de una comunidad de 150.000 personas —entre estudiantes, docentes y funcionarios— por lo que es “imposible que no existan situaciones” como las denunciadas. “El tema es tener la capacidad de dar respuesta”, afirmó.

Consultado por periodistas de varios medios el pasado jueves 29, el rector Arim expresó su “preocupación” por el tema y dijo que la Udelar debe mejorar “y mucho” sus sistemas actuales de denuncias de acoso sexual y laboral. Afirmó que se había aprobado recientemente un nuevo protocolo “transitorio” porque se necesita “dar respuestas inmediatas”.

“A la vez estamos rediseñando todo un sistema de apoyo técnico, con profesionales de diferentes áreas para apoyar en el procesamiento de las denuncias”, añadió. “No me corresponde opinar sobre las denuncias concretas. Pero sí quiero transmitir mi preocupación como rector de avanzar en esta dirección”, declaró.

Arim dijo a Búsqueda que la carga horaria del cuerpo técnico que asesora a la comisión aún es “insuficiente”, pero que el CDC autorizó al rectorado a solicitar más horas que permitirán reforzar el trabajo.

El rector dijo también que es razonable esperar que la difusión de denuncias sobre situaciones de acoso o comportamientos inadecuados genere un “efecto en cadena” que motive a otras personas a denunciar. “Es lo razonable que pase y va a generar una enorme exigencia de la institución. Requiere un esfuerzo técnico y profesional muy importante. Y hay que asegurarse de estar preparado”.

En la comunidad matemática no es en el único lugar donde se denunciaron problemas. A fines de 2017 Búsqueda informó que cuatro profesores de Bellas Artes habían sido sumariados por “acoso sexual” a las estudiantes, comentarios “machistas”, respuestas “agresivas”, “fuera de lugar” y “con doble sentido”, y consumo de alcohol en el centro de estudios (Nº 1.950) En junio Búsqueda informó que un profesor grado 5 de Odontología fue recontratado por la facultad tras renunciar por una denuncia de acoso sexual a una pasante (Nº 2.024).

Recuadros de la nota

▪ Hay que “repensar cuáles son los comportamientos aceptables” en la Udelar, dice el rector Arim

La “bohemia” y la “amistad” trascienden las “diferencias jerárquicas”, dicen matemáticos 

Regístrate sin costo, recibe notas de regalo.