La ANDE y sus políticas de apoyo al desarrollo de las microfinanzas

Actuar en micro para pensar en grande

5min
Nº2045 - al de Noviembre de 2019
  • Espacio contratado

Más del 95% de las empresas en Uruguay son micro o pequeñas: razón más que de peso para que la Agencia Nacional de Desarrollo (ANDE) se encuentre abocada a implementar un conjunto de políticas para democratizar el acceso al financiamiento de esas empresas, con resultados alentadores.

Diego Souza, un taxista treintañero de Nueva Helvecia, saluda con sonrisa cómplice desde el volante de su Volkswagen Gol flamante. Sacó la libreta de taxi muy joven, a los 21, pero la condición de propietario llegó varios años después, cuando pudo acceder al financiamiento a través de la Cooperativa de ahorro y crédito CINTEPA de Colonia. “Tenía dos opciones para acceder al crédito: la prenda del auto o la línea de garantías SiGa Micro, que me resultó más barata y más rápida. Agradecido estoy, porque sin esta oportunidad, imposible”, confiesa el taxista. 

Por las mismas fechas, la cooperativa que concedió a Diego la línea de financiación mediante ese sistema de garantías quería encontrar la forma de dar un salto de calidad en sus servicios. Quería ampliar su cartera de productos y su radio de penetración, que tenía el techo de sus 12 sucursales en distintos puntos del interior. La solución vino de la mano de una App, que permite al microempresario realizar la solicitud de su crédito, calcular su costo y recibir el capital de giro que necesita sin moverse de su empresa. “Ha sido una herramienta muy importante: llevamos más de 500 solicitudes de crédito por esa vía, y ahora vamos a incorporar la plataforma de pagos para cumplir todo el ciclo”, cuenta Silvia Poses, la gerente general de CINTEPA. Y abunda en la mejora: “Gracias a la App ahora atendemos las 24 horas, cuando antes lo hacíamos 6 horas al público de lunes a viernes, y en nuestros locales nada más”. El desarrollo de la App de CINTEPA fue un proyecto apoyado por ANDE, en el marco del instrumento Fortalecimiento Institucional (Paquete de Fomento de Microfinanzas).

Las historias del crédito para el 0k del taxista y de la App de la Cooperativa de ahorro y crédito están tejidas por el mismo hilo: las políticas públicas desplegadas por la ANDE en cada rincón del país para mejorar el acceso al financiamiento de las micro y pequeñas empresas (mypes), contemplando sus características y localización en el territorio.

Esas políticas, motorizadas a través del Programa Nacional de Microfinanzas, tienen un abordaje integral que incluye programas de financiamiento y de fortalecimiento a las instituciones de microfinanzas (principalmente ONG y Cooperativas de Ahorro y Crédito) que trabajan para brindar a sus socios y clientes, las mypes, la oportunidad de acceder a un crédito acorde a sus características y necesidades a lo largo de todo el territorio nacional. 

Pero ese abordaje integral también incluye programas de capacitación en educación y gestión financiera de los microempresarios y emprendedores, una herramienta fundamental para superar las limitaciones de acceso al financiamiento por el lado de la demanda. 

Programas e instrumentos para el desarrollo de las microfinanzas

Bajo la premisa cierta de que el fortalecimiento de las microfinanzas potencia el desarrollo económico y social, además de contribuir a la generación de empleo y la democratización de acceso al financiamiento, la ANDE ha diseñado un conjunto de instrumentos para apoyar a las mypes con dificultades de acceso al financiamiento.

En este caso, promover la competitividad y el desarrollo empresarial es el objetivo estratégico.

Una de las herramientas implementadas ha sido el Programa Financiamiento ANDE, que brinda financiamiento a instituciones de microfinanzas y cooperativas de productores que trabajan directamente con mypes para aumentar el acceso de estas a servicios financieros adecuados a sus necesidades.

Los resultados de este programa demuestran, para la ANDE, que en su momento se identificaron correctamente dónde tenían que estar los incentivos, puesto que más de 2.300 empresas accedieron al financiamiento por esta vía desde principios de 2017. Entre las cooperativas apoyadas con estos créditos productivos de ANDE se encuentran CALCAR, COPAGRAN, PROLECO, URF, CLALDY, CINTEPA Y COOPACE, FUNDASOL, IPRU Y FEDU. 

Otra de las líneas estratégicas fundamentales implementadas por la ANDE, con el propósito de aumentar la cantidad de mypes con acceso a servicios financieros, sobre todo en aquellas zonas del país con mayores limitaciones de acceso al financiamiento, es el Programa de Fomento de Microfinanzas. 

Esta política incluyó dos instrumentos complementarios: el incremento de cartera, con incentivos a las instituciones de microfinanzas para que pudieran acceder a un número mayor de clientes mypes; y la expansión territorial, con el fin de ampliar la cobertura de microcrédito en departamentos considerados prioritarios por ANDE.

En setiembre de este año se celebraron las mil nuevas microempresas que accedieron a un crédito facilitados por el Paquete de Fomento de Microfinanzas.

La capacitación como fortalecimiento a las institucional de microfinanzas

Pero el paquete de fomento a las microfinanzas para el desarrollo de las mypes no se reduce a las políticas públicas destinadas al financiamiento de instituciones microfinancieras: también incorpora, como la contracara de una misma moneda, el fortalecimiento de las capacidades de esas instituciones mediante distintas herramientas de capacitación capaces de mejorar su gestión e incorporar nuevas tecnologías. 

Para lograrlo, la ANDE desplegó en este caso la misma estrategia de articulación público-privada que en el resto de sus políticas: se respaldó en una amplia red de instituciones de microfinanzas para forjar una alianza ganar-ganar y llegar así, de manera más rápida y eficiente, con los programas e instrumentos a los 19 departamentos, en una clara vocación descentralizadora. 

“Las instituciones de microfinanzas son aliadas clave de la ANDE a la hora de llegar a los beneficiaros. Todo lo que hacemos con empresarios y emprendedores en materia de financiamiento, de asistencias técnicas y capacitaciones, lo hacemos siempre a través de una institucionalidad, por lo tanto, no las consideramos ni clientes ni proveedores ni beneficiarios, sino socios, aliados estratégicos, de un abordaje de capilaridad territorial que nos permite llegar al beneficiario último: las mypes que están detrás de esas instituciones”, resalta Martín Dibarboure, el director de la ANDE. 

Bajo ese precepto, entre 2018 y 2019 la ANDE realizó seminarios con formato de talleres para potenciar el mercado de microfinanzas a través de capacitaciones que aportaron conocimientos y mejores prácticas en la gestión integral del segmento de microempresas, apuntando en forma específica a aumentar la productividad y mantener una cartera sana (de bajo riesgo).

Al cabo de dos etapas presenciales, los seminarios fueron dirigidos a jefaturas y asesores comerciales de instituciones microfinancieras. En conjunto fueron capacitados 58 jefes y asesores de 12 instituciones (IPRU, FUNDASOL, CINTEPA, CACSOL, COOPACE, COPAC, FEDU, PROLECO, RMSA, SACCJA, COMAC y FUCEREP). 

Durante este año, además, el alcance de la capacitación se multiplicó con cursos bajo la modalidad e-learning, que convocaron a 100 participantes de otras 11 instituciones.

Educación financiera como clave del acceso al financiamiento

La estrategia de capacitación también contempló talleres de sensibilización en educación y gestión financiera orientado a micro y pequeños empresarios en lo departamentos de Salto, San José, Florida, Colonia, Rivera, Tacuarembó, Río Negro y Durazno. 

La más reciente innovación en esta línea de capacitación ha sido el Programa Fomento a la Cultura Financiera, a través del cual ANDE, en acuerdo con instituciones tanto públicas como privadas, financia propuestas que buscan generar un impacto en la educación y capacitación financiera a los micro y pequeños empresarios.

En la primera convocatoria de este Programa se presentaron 41 proyectos, de los cuales se aprobaron 27 con un aporte de ANDE de unos 6,5 millones de pesos. 

A modo de síntesis, estas políticas de fomento a la cultura financiera implican 69 actividades en los 19 departamentos, en las que se estarán formando más de 2.000 microempresarios.

Regístrate sin costo, recibe notas de regalo.